Lesión de los isquiotibiales

Por Lic. Leticia Rojas
lrojas@saborysalud.com

La lesión de los isquiotibiales se caracteriza por la presentación de un dolor súbito en la cara posterior del muslo, con dificultad para moverlo; es difícil o imposible seguir corriendo e incluso caminar. El dolor aumenta cuando se flexiona la pierna.

Este tipo de lesiones son frecuentes entre futbolistas y jugadores de otros deportes de contacto. Las roturas de bíceps femoral pueden ser parciales o completas. Frecuentemente, aparece inflamación en dicha región y, tras unas horas de evolución, se presenta una hematoma (morete).

Algunas de sus causas son barridas en el fútbol, o bien pueden ser secundarias a golpes directos sobre la cara posterior del muslo y comunmente ocurre como consecuencia de una sobrecarga una contracción violenta.

Algunas recomendaciones importantes son las siguientes:

  • Consulte a un especialista
  • Inicie tratamiento con fisioterapia
  • Aplique hielo en una bolsa durante 20 minutos de 4-6 veces al día durante los primeros días
  • Debe mantener reposo deportivo durante un mínimo de tres semanas

Como medida de prevención es indispensable un entrenamiento adecuado, sobre todo un calentamiento antes de iniciar el estiramiento para practicar cualquier deporte.

Tratamiento

Como parte del tratamiento destacan:

  • Crioterapia durante los primeros 3 días: aplicación de hielo local durante
    15 – 20 minutos, 4-6 veces al día. El frío provoca vasoconstricción y disminuye la formación de hematoma o morete.
  • Reposo: debe ser absoluto los primeros días y reposo deportivo durante un mínimo de tres semanas.
  • Elevación de la extremidad.
  • Vendaje elástico.
  • Contraindicación de masajes durante los tres primeros días porque pueden aumentar el hematoma.
  • En caso de rotura completa se reparará quirúrgicamente.
  • El ultrasonido de tejidos blandos proporciona la ubicación y tamaño exacto de la lesión.
  • La aplicación de láser y ultrasonido terapéutico disminuye el tiempo de recuperación.