Parálisis facial

Lic. Mónica Ramírez B.
Fisioterapeuta
Centro de Fisioterapia y Pilates KINE
fisioterapia@saborysalud.com

Existen 2 tipos de parálisis facial:

  • Periférica
  • Central

Parálisis facial periférica

Esta patología implica daño en el séptimo par craneal (facial), el nervio que controla el movimiento de los músculos de la cara.  Su lesión implica parálisis de los músculos faciales, llamada parálisis de Bell, perdida del gusto y de la posibilidad de cerrar los ojos, incluso durante el sueño.
Ocurre de modo súbito en el transcurso de minutos o pocas horas. Se manifiesta por la desviación de la comisura labial hacia el lado sano, con caída del lado afectado, borramiento del surco nasogeniano (surco que va desde el ala de la nariz al borde de la boca), imposibilidad de cerrar el ojo del lado afectado, disminución del lagrimeo y ocasionalmente hiperacusia (disminución de la capacidad auditiva), parestesias (hormigueo) y pérdida de la sensibilidad gustativa.
Puede ocurrir a cualquier edad, en cualquier sexo y en personas sanas. Se puede notar en los días previos un dolor detrás de los pabellones auriculares, que no se  puede cerrar bien el ojo y que se hace una "mueca" rara con la boca.

Características:

  • Siempre unilateral.
  • Es total, es decir, involucra a los músculos inervados por la rama temperofacial y cervicofacial.
  • Pérdida total o parcial de los movimientos voluntarios, reflejos y automáticos de la hemicara afectada.

Causas:

  • Exposición directa al frío / cambios bruscos de temperatura (parálisis a frigore).
  • Infección por virus.
  • Sarcoidosis (enfermedad en la cual se produce una inflamación a nivel de los ganglios linfáticos, los pulmones, el hígado, los ojos, la piel y otros tejidos).
  • Enfermedad de Lyme (enfermedad caracterizada por una erupción cutánea, inflamación articular y síntomas parecidos a los de la gripe).
  • Un 50% de los casos son idiopáticos (sin causa aparente)

Recomendaciones:

  • Protección del ojo de la sequedad e irritación por cuerpos extraños: usar gafas de sol al salir al aire libre y usar lágrimas artificiales durante todo el día. Por la noche ponerse un parche que tape el ojo y evite la desecación y el riesgo de úlcera.
  • No abusar de la televisión.
  • Usar pajilla para tomar líquidos.

Tratamiento fisioterapéutico:

  • Facilitación neuromuscular propioceptiva en la hemicara afectada y masaje relajante en el lado sano. Realizarlo diariamente.
  • Ejercicios: Todo tipo de muecas, varias veces al día. Ejemplo:
  1. Arrugar la frente.
  2. Juntar las cejas.
  3. Arrugar la nariz.
  4. Cerrar los ojos bien fuerte.
  5. Sonreír sin enseñar los dientes (sonrisa hipócrita).
  6. Sonreír enseñando los dientes de arriba.
  7. Enseñar  los dientes de abajo.
  8. Hacer pucheros.
  9. Inflar los cachetes y sostener el aire.
  10. Tirar besos.
  11. Tensar la piel del cuello.
  12. Mover la lengua hacia los lados, afuera y adentro.
  • Electroterapia: estímulos eléctricos para regeneración nerviosa y disminución del dolor.
  • Ultrasonido: anti-inflamatorio y aceleración del proceso de regeneración axónica.
  • Bioregenerador celular: De forma continua en lado sano para la relajación y pulsado en el lado afectado para estimular.

El pronóstico es mejor cuanto menor sea el grado de paresia. La mejoría clínica se consigue cuanto mas pronto se inicie el tratamiento y en el 85% de los casos se ven buenos resultados en las 3 primeras semanas. Pero muchos tardan entre 3 y 6 meses para recuperarse.

Parálisis facial central

  • Se produce por tumores, accidentes vasculares encefálicos, hemorragias, trombosis, entre otras causas.
  • Parálisis de la musculatura facial inferior, unilateral, con conservación del territorio facial superior. Se compromete sólo la musculatura peribucal ya que la musculatura superior (frontal, superciliar, orbicular de los párpados) recibe inervación de ambos lados de la corteza cerebral. De este modo, el paciente puede levantar las cejas, cerrar los ojos, pero la comisura bucal se desvía hacia el lado sano.
  • A la parálisis del facial se une (en el mismo lado del facial paralizado) una hemiplejía o monoplejía, ya que la lesión afecta a todas las fibras del haz piramidal antes de cruzarse. 
  • Reflejo corneano se encuentra normal y no hay alteraciones del gusto.