Tratamiento con yodo radiactivo I-131 en personas con hipertiroidismo

Licda. Ana Carolina Jiménez Alpízar
Imagenología Diagnóstica y Terapéutica
Medicina Nuclear, Hospital Calderón Guardiaa

cotitorola@gmail.com

El Hipertiroidismo es una condición causada por una excesiva concentración de las hormonas tiroideas circulantes, este aumento mantenido de la síntesis y secreción de estas hormonas, ocasiona una hiperfunción de la glándula tiroides. Algunas manifestaciones típicas del hipertiroidismo son el bocio (agrandamiento anormal de la tiroides) o nódulos tiroideos; exoftalmia (ojos saltones) irregularidades en el apetito, en la piel, en el peso, la frecuencia cardíaca, la presión arterial, cambios en el ciclo menstrual, entre otros.

Actualmente existen diversos tratamientos para el hipertiroidismo, que van desde procesos efectivos pero invasivos como la cirugía, tratamientos farmacológicos o  procesos menos complejos como el tratamiento con Yodo Radiactivo (I-131) el cual se realiza en los servicios de Medicina Nuclear del país. Aquí encontrará información útil sobre el tratamiento con I-131 para que usted lo conozca y valore su utilidad, o bien si usted está próximo a recibir un tratamiento de este tipo, entienda un poco mejor sobre el procedimiento que se va a realizar.

El I-131 es un isótopo emisor de radiación, que al ser administrado en el paciente será captado mayormente por la tiroides, al quedar atrapado aqui se liberará una energía capaz de eliminar las células tiroideas en exceso. Este mecanismo de captación comienza cuando el paciente recibe vía oral (en cápsula o líquido) el I-131, éste al entrar en contacto con el tracto gastrointestinal, será absorbido hacia el torrente sanguíneo y de aquí posteriormente concentrado en la glándula tiroides. Este es un tratamiento completamente ambulatorio, donde el Médico Nuclear basándose en las características de su padecimiento y exámenes previos, prescribirá una dosis de I-131 adecuada a su persona. El Imagenólogo o Radiofarmacéutico le prepararan su dosis y se la entregaran en un vaso, donde usted simplemente se lo toma en menos de 10 segundos y podrá retirarse a su hogar.

Preparación Previa al I-131: Si es mujer es importante estar segura que no esta embarazada. Si está amamantando deberá suspender por completo la lactancia ya que en la leche materna se depositará un poco del I-131. Debe suspender al menos 2 días previos a su cita los tratamientos antitiroideos (Ej: propiltiuracilo). Evitar en la medida de lo posible los alimentos con altos niveles de yodo como la sal yodada, pescados, mariscos, embutidos. Cualquier duda al respecto puede solicitar a su nutricionista un plan bajo en yodo para estos días. El día previo debe cenar liviano y el mismo día de su cita evitar de igual manera un desayuno pesado. Si está con diarrea o vómito informarlo al personal antes de recibir el I-131.
Recomendaciones Post Terapéuticas: Antes recibir el I-131 el Médico Nuclear, el Imagenólogo o el Radiofarmacéuta le darán una charla explicativa con todo lo que usted necesita saber. Estos cuidados están principalmente asociados a que el I-131 es una sustancia radiactiva  por lo que usted deberá pasar  al menos 4 ó 5 días con ls siguientes medidas de protección radiológica:

Mantener una distancia (aproximadamente 4m) o evitar el contacto prolongado con embarazadas y niños, ya que por estar en crecimiento y estar sus células cambiando constantemente, no es recomendable que se expongan innecesariamente a la radiación. Con el resto de las personas aunque sean estas ancianas, enfermos, operados etc; las medidas no son tan estrictas, pero los tiempos muy prolongados tampoco son recomendados (como dormir varias horas junto a alguien)

El I-131 que no fue absorbido se eliminará a través de los fluidos corporales (saliva, orina, sudor, secreciones vaginales) por ello para evitar que otras personas estén expuestas innecesariamente a la radiación, mantenga hábitos adecuados de higiene como lavarse constantemente las manos y bañarse diariamente.
Preferiblemente tener un baño solo para su uso,  debe halar la cadena del inodoro 2 veces luego de utilizarlo, dormir estos días solo, mantenerse bien hidratado, tener sus propios cubiertos y lavarlos separadamente o bien utilizar desechables, su ropa de uso y de cama lavarla de forma separada.

No tener en este período relaciones sexuales, ni contactos íntimos prolongados. Si es mujer evitar quedar embarazada 6 meses a 1 año posterior al tratamiento.
Esta radiación no interfiere con aparatos electrónicos de ningún tipo, la radiación que está con usted a menos que sea por un fluido corporal no va salir y contaminar  o pasarse a otros. No tiene que encerrarse en un cuarto y aislarse, trate de seguir su vida lo más normal posible. Recuerde que la dosis de radiación que le está dando es segura y busca beneficiarlo, nunca le daríamos una dosis que dañe otros órganos o que dañe su salud

Es probable que una única dosis de tratamiento sea suficiente, sin embargo puede que requiera una segunda dosis. La ventaja principal de este procedimiento que durante tantos años se ha empleado, es lo fácil de su aplicación, usted no deberá estar internado ni deberá pasar por una recuperación larga. Las dosis de radiación son muy localizadas y son tan bajas que difícilmente otros órganos se vean afectados y probablemente usted no sienta el efecto que el I-131 está ocasionando en su tiroides.

Los riesgos adicionales o efectos secundarios son mínimos o nulos. La preparación y las recomendaciones post terapéuticas tampoco son complicadas.  Así que ya lo sabe, esta es una opción terapéutica útil y está a su alcance, antes de decidir cómo va tratar su hipertiroidismo baraje sus opciones hable con su médico, valore los pro y los contra de cada uno de los tratamientos disponibles para usted y decida lo que más se adecua a sus necesidades.

San José, Costa Rica
Agosto, 2011