5 Tips para comenzar un buen año escolar
Déficit Atencional, Asperger, Autismo

Carolina Alvarado M., Psicopedagoga

Estamos comenzando un año y con ellos cambios radicales e importantes para nuestros hijos a nivel escolar. Nuevos compañeros, nueva profesora, nueva clase, nueva forma de enseñar, entre muchos otros, son cambios importantes para nuestros hijos y está en nosotros y la escuela convertirlos en aspectos positivos y provechosos para ellos. A continuación brindaré ciertas adaptaciones que se pueden realizar en la escuela, para poder tomar estos cambios como reforzadores positivos y no como causantes de un fracaso escolar. Con ayuda de las profesoras y la escuela, este año puede ser un año importante y diferente para ese avance que tanto esperamos los padres.



 

  1. A prestar atención: El lugar donde sienten a nuestros niños es fundamental, debemos estar seguros de que se encuentre cerca de la pizarra, preferiblemente en el centro, donde no haya ninguna distracción. De igual manera puede ayudar el colocarlo cerca de un niño(a) que represente un modelo positivo, para que nuestro hijo(a) imite estas conductas.

  2. A la hora de trabajar individualmente: Es importante estar consciente de que nuestros niños requieren de tiempos cortos de descanso. Se puede coordinar con la profesora que le entregue a nuestro hijo 3 fichas y que cuando él se sienta cansando o frustrado entregue 1 ficha y tenga permiso de salir del aula por 2-3 minutos. Nuestro hijo sabrá que sí se le está dando el tiempo para descansar, pero que NO lo puede hacer cuando quiera, si no que de verdad debe de pensar cuando hacerlo, ya que solo cuenta con 3 fichas o oportunidades de salir. Si la profesora ve que 3 descansos no son suficiente, que le brinde más pero sin que él se dé cuenta, como por ejemplo que borre la pizarra, que sea su asistente, que pase las hojas, etc., eso mejorara su trabajo. 

  3. Pongamos atención cuando la profesora habla: Una de las técnicas más funcionales y más fáciles, es pedirle a la profesora que este constantemente haciéndole preguntas a nuestro hijo, para mantener su concentración en todo momento. Además de eso, podemos pedirle que invente una seña con nuestro hijo, que solamente ellos sepan y que cada vez que pierda su concentración, la profesora realice esta seña e inmediatamente capte la atención de nuestro hijo, sin que ningún compañero se dé cuenta, ES SU PROPIA SEÑA SECRETA.

  4. Hay que comportarse bien: Nuestro hijo debe de saber que a la escuela se va a aprender, no a gastar el tiempo, debe de comportarse en todo momento. Si está teniendo “un día difícil”, se pueden implementar las siguientes técnicas: 1. Hacer una cartulina donde se le pegan calcamonías o se le pone un sello cuando realiza algo bueno (recuerda al final del día siempre darle un premio si lo hizo bien). 2. Si es una conducta pequeña y solo lo está haciendo para llamar la atención, el ignorar es la mejor forma de erradicar esta conducta. 3. Siempre hay que estar seguro que cuando se le regaña o llama la atención, haya un  buen contacto visual.

  5. Es hora de compartir con los demás: Sabemos que nuestros hijos presentan una gran dificultad en esta área, la escuela puede convertirse en el factor más importante para trabajar esta deficiencia.  Se le puede sugerir a la profesora más trabajos en grupo, donde preferiblemente el tema sea de interés para nuestro hijo. De igual manera se puede dar la oportunidad de ser el “líder” de la clase, donde los niños tengan que buscarlo para pedirle ayuda, favores, etc. Esto mejorara la relación con los demás compañeritos.

En nuestras manos está el poder darle a nuestro hijo ayudas y apoyos para que este año sea importante, divertido y lleno de triunfos. Ayudémoslos y démosle la oportunidad de salir adelante, ellos lo pueden lograr!