Cómo iniciar el proceso de alimentación en su bebé

Kathryn von Saalfeld, Nutricionista
Clínica de Nutrición von Saalfeld
kvsaalfeld@saborysalud.com

El primer año de vida de su bebé, está lleno de cambios, y la introducción de su primer alimento sólido es probablemente uno de los más importantes.

Su primer comida es crítica, no solo para promover un adecuado crecimiento y desarrollo, sino porque también es la base para que empiece aprendiendo hábitos saludables que va a mantener el resto de su vida. Hábitos apropiados le ayudarán a prevenir no sólo el sobrepeso, sino también muchos otros problemas asociados.

Es normal, que surjan muchas preguntas, sobre cuál será la forma más apropiada de realizar esta introducción, es por está razón que hemos  preparado estas guías, basadas en las investigaciones científicas más recientes sobre la alimentación en menores de un año de edad.

 

¿Por qué se debe iniciar la introducción de alimentos en esta etapa?

La leche materna y la fórmula, continuarán siendo la fuente principal de vitaminas y minerales esenciales durante el primer año, los alimentos sólidos tienen el objetivo de ser “complemento” de esta nutrición, pero sobre todos su función es educar al bebé desde muy temprano en una apropiada alimentación; que reconozca una amplia variedad de sabores, texturas, etc.

Los nutrientes más importantes para completar en esta etapa son el hierro y zinc, ya que a partir de los 6 meses, la leche materna puede ser insuficiente para proveer las cantidades necesarias.

¿Está mi bebé preparado?

Los bebés muestran signos de que están listos para alimentos sólidos alrededor del sexto mes. Pero, tenga presente que todos los niños son diferentes, cada uno crece y se desarrolla a su propio ritmo. Esté atento a estas señales y hable con su pediatra antes de iniciar.

Señales más importantes:

Físicas:

  • Se sienta con ayuda
  • Ha duplicado su peso al nacer, y pesa aproximadamente 13 libras
  • Queda hambriento aun con 8 a 10 tomas de leche materna o 32 oz de fórmula por día

Habilidades que demuestra para comer

  • Empuja la comida fuera de su boca con la lengua
  • Puede movilizar alimentos en puré con su lengua para después tragar.
  • Reconoce la cuchara y abre su boca cuando la ve acercarse.

¿Está mi bebé preparado?

Una vez que usted y su pediatra han identificado que su bebé ya está listo para empezar a consumir sólidos, empiece con frutas y vegetales, ofreciendo solo un tipo a la vez, el orden que introduzca frutas y vegetales es indiferente, la siguiente guía le ayudará iniciar esta alimentación:

  • Seleccione una fruta o vegetal a introducir
  • De un espacio de 3 a 5 días entre cada alimento nuevo
  • Aumente la cantidad de acuerdo a la capacidad de su bebé

Cantidades

Primer día: 1 cda
Segundo día: 2 cdas
Tercer día: 3 cdas
Cuarto día: 4 cdas

El objetivo es que gradualmente aumente a 4 oz, hasta llegar a 8 oz. Los bebés tienen capacidades gástricas muy pequeñas, por lo que necesitan varias comidas pequeñas y frecuentes durante el día. Gradualmente aumente la cantidad, según su aceptación, poniendo siempre mucha atención a las señales de que ya está lleno.

Es también muy importante que tenga presente que el apetito del bebé varía día a día, por lo que debe ajustar sus porciones de acuerdo a esto. No le presione a comer más allá de su capacidad.

Una vez que ya ha probado varias frutas y vegetales solos, puede empezar a introducirle mezclas.

Estoy lleno…

Ya sea que su bebé solo esté recibiendo leche materna o fórmula, o si ya inició con alimentos sólidos, él siempre será el que mejor sabe si está satisfecho o quiere continuar comiendo.

Es importante que aprenda a comprender sus señales de hambre y saciedad, y responda a éstas. Así le enseña a que el también aprenda a responder a sus propias sensaciones, y forma una buena relación con los alimentos desde temprano.

Señales de hambre a estar atento…

  • Llora
  • Mueve brazos y piernas con ansiedad
  • Sonríe y le mire cuando le alimenta

Señales de saciedad a estar atento

  • Escupe
  • Deja de succionar, evade el pezón o chupón
  • Se duerme

Preparación de los alimentos

  1. Lave bien todos los utensilios a utilizar
  2. Cocine bien los vegetales, ya sea hervidos, al vapor o en el microondas
  3. Coloque en un plato pequeño solo la porción que va a ofrecer
  4. No guardo sobras, elimínelas.
  5. Las porciones que no usa puede guardarlas en frasco esterilizado en el refrigerador por uno a dos días.

Evolución de la alimentación

Después de introducir las frutas y vegetales, puede continuar con un cereal que sea solo de un tipo de grano, y después carnes en puré.

Al igual que los primeros alimentos, introduzca solo un alimento nuevo por 2 a 4 días, antes de iniciar otro. El cereal primero debe prepararlo con consistencia ligera, puede mezclar 1 cucharada de cereal con 4 cucharadas de leche materna o fórmula. Al mejorar su capacidad para masticar y digerir puede disminuir la cantidad de líquido para aumentar la textura.

Los cereales fortificados son importantes como fuentes de hierro y zinc.

Ponga atención a señales de que ya puede introducir carnes en puré para su bebé, y aumentar la consistencias del cereal.

Las señales son:

  • Se sienta solo
  • Puede levantar por si solo objetos pequeños
  • Se acerca hacia la comida para tomarla

Cuando rechazan…

¿En cuánto tiempo aceptará su bebé una nueva comida?

Puede ser más tiempo del que cree… Se ha demostrado que se requieren muchas exposiciones repetidas (a veces hasta 10 o 15!!) para que un bebé acepte un nuevo alimento. El objetivo, es que su bebé llegue a aceptar la mayor variedad posible de frutas y vegetales, así que tenga paciencia!! Entre más alimentos saludables llegue a aceptar, será más probable que los continúe seleccionando y prefiriendo cuando sea mayor.

Alergias

Los alergenos más fuertes que se han identificado son: leche de vaca, maní, nueces, pescado y mariscos. Si se introducen de forma temprana, también se aumenta la predisposición a sufrir alergias a otros alimentos.

Se debe valorar con el pediatra si el niño está en alto riesgo de sufrir alergias. Si es un niño en riesgo, se deben introducir los alergenos potenciales de la siguiente manera:

Leche de vaca y lácteos: hasta los 12 meses
Clara de huevo: Hasta los 2 años
Maní, nueces, pescado y mariscos: Hasta los 3 años

Para niños sin riesgo, se puede introducir huevo, maní, nueces, pescado y mariscos con precaución. Se recomienda introducir uno por uno los alimentos, en cantidades pequeñas, eso sí, después del primer año de edad. 

El periodo de prueba debe ser 7 días. Durante estos días solo un alimento potencialmente alergeno debe ofrecerse.

Otros alimentos que debe evitar antes del año

  • Miel: La miel nunca se le debe dar a un niño menor de un año, por el riesgo de que desarrolle botulismo. La miel es fuente de las esporas que producen la bacteria Clostridium botulinum. Esta bacteria no causa daño a adultos o niños mayores, pero en un bebé, en que su sistema digestivo aun no está bien desarrollado, la bacteria se desarrolla y puede liberar la toxina que ocasiona el botulismo. Las esporas también pueden estar en comida sin cocinar bien, sirope de maíz o sirope de maple, por esta razón se deben evitar alimentos que los contengan también antes del primer año.
  • Frutas cítricas: naranja, limón, mandarina, toranja, etc.
  • Yema de huevo