Vejiguitas en piel más dolor y/o picazón

Dr. Benjamín Hidalgo-Matlock,
Dermatólogo
Centro Médico Victoria (506) 2224-0654
Hospital Cima San José (506) 2208-8212
bhidalgo@gmail.com

Es muy frecuente que lleguen personas a la consulta con una reciente aparición de lesiones en piel, normalmente elevadas, llenas de un líquido semitransparente, localizadas en una área del cuerpo que sigue el mismo trayecto que los nervios de la piel. Estas lesiones pueden ser precedidas por una sensación de comezón (picazón/prurito) en la zona donde van a aparecer y/o dolor. El dolor también puede aparecer a los días de tener las lesiones y en algunas desafortunadas personas puede mantenerse luego que desaparece el brote, inclusive luego de los 6 meses de haber ocurrido el problema.

Estamos hablando de lo que se conoce como un herpes zoster, la cuál es la reactivación del mismo virus que causa la varicela. ¡Sí, esa infección que en antaño los padres deseaban que a sus hijos les diera pronto!

Nuestras costumbres nos enseñaban que cuando algún primo o vecino se encontraba con varicela, los mismos padres y algunos médicos les indicaban que los llevaran a convivir para que se les pegara (ya que el virus se transmite por vía aérea). Esto con el fin de que la infección primaria no les diera más adelante en la vida, siendo ya adultos por que se sabía y sabe que tiende a ser una infección más severa.

Hoy en día sabemos que no es una infección tan benigna como algunos padres y/o médicos consideran. Es una infección que primero que todo puede ocurrir sin síntomas algunos, pero en a mayoría de los casos, inicia como un cuadro de fiebre, malestar general, con la aparición de vesículas que pican mucho, que normalmente inician en la cabeza y luego aparecen en forma descendente por el resto del cuerpo. ¡No respetan lugar alguno!

La infección tiende a desaparecer en 7 a 14 días, y hay vesículas, pústulas y granos. La infección primaria se considera no contagiosa cuando todas las lesiones son granos. Se han observado personas cuyo curso de la enfermedad no es tan "benigno" ya que las complicaciones más frecuentes van desde la cicatrices, sobre infecciones de la piel hasta inflamaciones de los pulmones y/o meninges.

Las cicatrices van desde pequeñas marcas blancas deprimidas que nos recuerdan del episodio hasta desfiguraciones con formación de cicatrices queloidianas en todo el cuerpo. Pueden infectarse con bacterias y causar serías infecciones de piel e inclusive que comprometan todo el cuerpo y en casos extremos que lleven a la muerte. Afectan también pulmones y las meninges, causando dolor y dificultad a la respiración o dolor de cabeza intenso. La idea mía no es asustarlos, si no nada más informarlos sobre la posibles complicaciones de una enfermedad tan "benigna".

Retornando a la infección de la piel, está enfermedad luego de que toma su curso habitual y el sistema inmune (las defensas) la controla, el virus se aloja en los nervios que salen del la medula espinal, esperando . Normalmente no vuelve a molestarnos, hasta que por algún motivo nuestro sistema inmune disminuye y el virus toma la iniciativa y causa una reinfección.

La reinfección o reactivación se manifiesta con un prurito (picazón) en otras ocasiones dolor, sobre una zona del cuerpo suplida por un nervio en particular (dermatoma). Estas zonas tienen una distribución muy particular ya que son como parcelas que se extienden desde la columna dorsal ( en la espalda) hacia la parte del frente del cuerpo.

Esta reactivación del virus ocurre por una disminución relativa en el sistema inmune; por algún motivo en particular las defensas del cuerpo se disminuyen: i.e.: debut diabético, exposición solar intensa, alguna infección fuerte en otra parte del cuerpo que depleta sus recursos, situaciones tensionales importantes, depresión clínica, edad avanzada e inclusive un cáncer oculto, por mencionar algunos.

Lo importante es que esta reactivación también puede presentar complicaciones a parte de los aparatoso del cuadro, el dolor que ocurre, las cicatrices que puede dejar; también se pude sobreinfectar, si aparece en la cara y compromete al ojo pude causar pérdida de la visión, puede asociarse con el oido medió causando mareos, náuseas y vómitos, puede comprometer las meninges (casos raros), causar disminución temporal o permanente de la fuerza en la zona afectada o lo más frecuente, cuando causa un daño mayor sobre el nervio donde se manifiesta, generar un dolor permanente (neuralgia posterpética) o sensaciones alteradas permanentes (disestesias).

No quedan fuera de peligro las mujeres embarazadas, donde si la infección primaria ocurre en el primer trimestre, puede inducir un aborto o malformaciones en el bebe. La recurrencia no es tan agresiva, per si ocurre también en el primer trimestre puede causarle malformaciones al bebe.

Es importante saber que en la actualidad y hace varios años existe una vacuna para prevenir la infección, si es un niño es importante que consulte a su pediatra (dermatólogo-pediatra, infectólogo-pediatra), y si es un adulto a su dermatólogo (internista o infectólogo).

En conclusión, tanto la varicela, así como el Herpes-Zoster, son enfermedades que son prevenibles  y sus secuelas no son tan "benignas" como creen muchos, así que mejor sea precavido y consulte a su especialista.