¿Qué es una contractura muscular?

Una contractura muscular consiste en la contracción sostenida e involuntaria de un músculo.  No es una lesión. Se produce de forma espontánea e inconsciente. En estado de reposo el dolor es prácticamente inapreciable, pero a la palpación de la zona afectada y a la tensión muscular resultará
dolorosa.

Obedece a causas como: sobreutilización de un músculo, estrés o la acumulación local de ácido láctico, ocasionada por esfuerzos inusuales. En personas poco acostumbradas a realizar esfuerzos puede desencadenarse una contracción al efectuarse algún movimiento violento o brusco durante alguna actividad. Para prevenir las contracturas es aconsejable practicar ejercicios desde la juventud y mantenerlos de forma más moderada, durante la madures. También es recomendable realizar un calentamiento previo a cualquier actividad deportiva y un enfriamiento posterior a ella, tiempo durante el que se reduce de forma gradual la actividad antes de darla por finalizada