Estoy realizando una dieta baja en calorías y me dijeron que la lecitina me puede ayudar a perder peso, ¿es esto cierto?

La “fama” de la lecitina como suplemento para perder peso radica en su acción como emulsificante. Esto significa que dispersa la grasa en el agua evitando que las fases grasa y agua se separen.

Esto es fácil de comprender si se piensa en la mayonesa. La mayonesa es una emulsión de aceite en una fase acuosa (clara de huevo), las fases no se separan gracias a la lecitina que se encuentra en la yema de huevo.

Dada esta propiedad, se ha pensado que puede ayudar a “disolver” la grasa del tejido adiposo en el torrente sanguíneo para eliminarla. Desgraciadamente no existe evidencia científica que respalde esta función.

A pesar de que no ha probado ser efectiva para bajar de peso, la suplementación con lecitina sí puede ser favorable para la salud cardiovascular, entre sus beneficios están:

* Reducción del colesterol total y aumento del HDL (colesterol bueno)

* Reducción de los niveles de homocisteína

* Tratamiento y prevención del hígado graso

Si decide tomar un suplemento de lecitina, puede hacerlo para favorecer su salud cardiovascular. Para reducir los niveles de colesterol se ha utilizado 3500 mg por día de lecitina, lo que equivale a 2 cucharadas de gránulos de lecitina.

También puede ayudar si aumenta su consumo de lecitina a través de fuentes dietéticas, las principales fuentes son el huevo, maní, frijol de soya, hígado de res y leche.

La lecitina también se ha utilizado en mesoterapia, lo cual es un tratamiento que la inyecta directamente al tejido adiposo en combinación con otros compuestos que favorecen la liberación de grasa. Esta aplicación directa si ha demostrado ser efectiva para la reducción de grasa en algunas personas, siempre que el tratamiento sea frecuente y lo realice personal calificado.