Consejos para los que comen y comen y no engordan...

Por Kathryn von Saalfeld
kvsaalfeld@saborysalud.com

Las personas que desean bajar de peso pueden encontrar fácilmente una gran cantidad información, consejos y dietas, debido a que el sobrepeso es un problema común. Pero por el contrario, existen personas que necesitan aumentar de peso, ya sea porque sus metabolismos son más acelerados o porque por alguna razón, como depresión, enfermedades o estrés, no tienen suficiente apetito. Por otro lado, las personas de contextura delgada por razones genéticas nacen con un número de células grasas menor a lo normal, lo que dificulta la ganancia de tejido adiposo.

Para estas personas, aumentar de peso puede ser hasta más difícil de lo que es bajar de peso para otras. La manera más obvia para aumentar de peso es consumir más calorías de las que el cuerpo gasta, pero éstas deben venir de alimentos nutritivos y no de grasas saturadas o productos con poco valor alimenticio.

Consejos para incrementar su alimentación

  • Coma más frecuentemente. Es más fácil ingerir más calorías consumiendo de 6 a 7 comidas por día, incluyendo en su alimentación todos los grupos de alimentos. Si uno desea, se puede comer hasta 8 veces diarias!
  • Elija alimentos altos en calorías y nutrientes. Usted no necesita aumentar el volumen de sus alimentos en cada comida. Añadiendo ingredientes altos en calorías, usted logrará el mismo propósito sin tener que comer exageradamente. Adicione al pan mantequilla o margarina, mermelada y/o queso. Agregue a sus ensaladas: aguacate, aderezos, aceite, aceitunas, crotones de pan, queso y/o embutidos. Puede fortificar las sopas, salsas o puré de papa con yema de huevo, crema, fécula de maíz, leche en polvo y/o suplementos de proteína en polvo. Como meriendas puede consumir frutas secas, galletas y nueces. Use los gratinados y empanizados para las carnes y guarniciones.
    De la misma manera, trate de consumir líquidos calóricos y no agua (que no contiene calorías). Puede optar por jugos de frutas concentradas (jugo de naranja, manzana, uva), frescos naturales con azúcar (puede adicionarse más azúcar si se desea), leche (preferiblemente entera o saborizada), o batidos energéticos (ver recetas abajo).
  • Haga una merienda antes de dormir. Las personas con un metabolismo acelerado, aún en estado de reposo queman muchas calorías; además, al dormir, la persona estará varias horas sin consumir ningún alimento. Si bien comer muy tarde puede perturbar el sueño de algunas personas, por lo general una merienda ligera o una bebida caliente no causará este efecto e incluso puede llegar a convertirse en un agradable hábito.
  • Pruebe un suplemento nutricional. Los suplementos nutricionales, por lo general en forma de batidos, son una buena opción para consumir gran cantidad de calorías. Pueden tomarse de 1-4 veces al día, y se puede preparar con agua o leche (preferiblemente entera), con 6 medidas del suplemento en polvo.
  • El deporte es importante para desarrollar masa muscular. La alimentación debe combinarse con ejercicios de resistencia (pesas) ya que contribuyen a aumentar la masa muscular y a proyectar una figura más gruesa. Una buena ayuda son los suplementos: creatina, ganadores de peso (weight gainers), proteína en polvo y aminoácidos. Es necesario una rutina, con la que un entrenador o preparador físico puede ser de ayuda.

Consejos para los que tienen poco apetito

Personas con alguna enfermedad de fondo, como el cáncer, sida, depresión o anorexia nervosa, o bien niños inapetentes, padecen de poco apetito. Es importante tomar estas recomendaciones en consideración para lograr el efecto deseado.

  • Limite los líquidos con su comida. Preferiblemente beba 30 minutos antes o después de las comidas; de esta manera hay más espacio para los alimentos.
  • Coma en compañía. El placer de estar con otros podría ser un cohete para el apetito.
  • Tenga a mano sus comidas preferidas. Las personas tienden a comer más si los alimentos son realmente apetitosos.
  • Pruebe sensaciones diferentes. Se puede añadir a los alimentos ingredientes para darles otros colores y texturas. También puede cambiarse el lugar donde regularmente se come, haciendo una comida estilo picnic en otra área de la casa o escuchando diferentes tipos de música.
  • Aléjese del estrés. Evite las discusiones o conversaciones desagradables a la hora de comer. Desconéctese de los problemas y considere las comidas como tiempo de relajación.