La "melancolía” o Vitiligo

Dr. Benjamín Hidalgo-Matlock
Dermatólogo
Centro Médico Victoria
San Pedro de Montes de Oca
bhidalgo@saborysalud.com
www.clinicavictoria.com

Es una enfermedad inmunológica, donde por causas desconocidas, el sistema de defensa del cuerpo, reacciona en contra de las células que producen color en la piel, conocidas como Melanocitos. Éstas son destruidas y dejan zonas de piel desprovistas de los mismos, por lo que se aprecian como áreas totalmente blancas, que al exponerse al sol se van a ver rojas.

Ocurre en todas las razas, y en diferentes partes del cuerpo. Es una enfermedad de curso variable, esto significa que en algunas personas, puede mejorar solita, en otro grupo de personas se mantienen las manchas y en otro grupo de personas, empeora (se extiende).

Es una enfermedad, donde hay que estudiar al enfermo, ya que se ha asociado con enfermedades de la tiroides, principalmente, y en un grupo muy, pero muy reducido de pacientes, se ha asociado con cáncer (pero deben de haber otros síntomas y signos que hagan sospechar esto, como perdida de peso excesiva no intencional, fiebres nocturnas por tiempo prolongado, anemia no explicada etc).

El tratamiento es muy variable, existen tratamientos tópicos, pastillas, e inclusive con cámaras especiales que emiten ondas determinadas de luz ultravioleta.

Lo más importante de éste tipo de enfermedades es el hecho de recibir tratamiento en las fases tempranas de la enfermedad, ya que favorece en cuanto a la posibilidad de respuesta al mismo, se dice que si este se inicia durante el primer año de la enfermedad tenemos mejor chance de respuesta. Como siempre se ha dicho, “… no hay peor intento que el que no se hace…”.

La respuesta al tratamiento, también va a depender de la apariencia y localización de las manchas, ya que las que se presentan en pies, dorso de manos, o zonas como rodillas o codos, son más difíciles de tratar. Mientras que las lesiones que ocurren en tronco, normalmente responden más fácilmente al tratamiento. El hecho de que hallan pelitos en la zona afectada y estos sean oscuros, nos favorece, si éstos se tornaron también blancos, no es tan fácil.

Las zonas que no responden a los tratamientos usuales, en ocasiones si la enfermedad se considera estabilizada se pueden hacer micro injertos de piel.

Si a pesar de esto no mejora, se debe tener en mente antes y después del tratamiento que esta piel está desprovista de la protección de la melanina, y se debe hacer doble esfuerzo para proteger y evitar el sol y aplicar filtros solares.

En conclusión, es una enfermedad dermatológica, cuyo abordaje requiere un tratamiento o control especializado, donde lo primordial es informarnos con nuestro dermatólogo lo más posible para mejorar nuestra condición.